Laboratorio de Fisiología del Ejercicio: un servicio único en Mendoza

22 Jun 2022

A principios de este año dos casas de estudios de la provincia dieron un importante ejemplo de asociatividad para vincular la investigación, la extensión y lo académico. La Universidad Maza y la Universidad Nacional de Cuyo firmaron un convenio con el objetivo de potenciar los servicios que ofrece el Hospital Universitario.

Uno de los acuerdos específicos derivados del primario tiene que ver con la puesta en marcha de un Laboratorio de Fisiología del Ejercicio que funcionará dentro del área de Rehabilitación del Hospital Universitario. El mismo se lanzará formalmente el viernes 24 de junio de 2022 a las 12h en el Auditorio del Hospital, ubicado en Paso de Los Andes 3051 de la Ciudad de Mendoza.

El evento contará con la participación, entre otras autoridades, del rector de la Universidad Juan Agustín Maza, Prof. Méd. Daniel Miranda; del rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Ing. Daniel Pizzi y del director general del Hospital Universitario, Cont. Conrado Risso Patrón.

Cómo será la atención y quienes son los referentes

Pronto se informarán con precisión los horarios y el mecanismo de acceso mediante turnos y obras sociales.

El Laboratorio de Fisiología del Ejercicio será atendido por el Prof. Axel Cruz, quien se aboca a entrenamientos personalizados para deportistas y el Prof. Juan Francisco March, quien se dedica a la preparación física en fútbol.

El primero de ellos explicó que “esta alianza viene a solucionar el importante problema de la accesibilidad a estudios fisiológicos necesarios para deportistas, pacientes del hospital, estudiantes universitarios y particulares”.

Los servicios ofrecidos y sus destinatarios

Este acuerdo viene a potenciar la alta tecnología disponible en el Hospital Universitario ya que Universidad Maza aporta cinta de correr, analizador de gases, remo fijo, bicicleta fija, plataforma vibratoria, ecógrafo, saturómetro, piezas para medición antropométrica, entre otros importantes recursos. Algunos se utilizarán en el propio laboratorio y otras se destinarán a otras áreas del nosocomio.

Todo esto puede ser aprovechado “por cualquier persona que tenga ganas o necesidad de conocer un poco más sobre su cuerpo y funcionamiento, con mediciones, estabilidad, acortamiento, etc.”, explica March.

De esta forma no solo se apunta a deportistas de alto rendimiento sino también a amateurs, sedentarios e incluso personas de tercera edad, para cada cual hay evaluaciones específicas que les permitirán mejorar su condición.

Uno de los estudios más destacados es el test directo de consumo máximo de oxigeno que brinda información muy objetiva y precisa para el rendimiento deportivo.

Una propuesta de alto impacto

Juan Francisco destaca que “esto puede ser muy positivo para la comunidad. Al abrir nuestras puertas a todo público queremos darle una amplitud que laboratorios como este no han tenido. Queremos llegar a todos los interesados y generar una retroalimentación que nos beneficie a todos”.

“Hay muy pocos laboratorios de fisiología en todo el país, por eso esta sinergia pionera y positiva puede alcanzar y beneficiar a muchísimas personas”, cierra Axel Cruz.